¿Qué es la esencia en imagen personal?

Qué es la esencia en imagen personal

La esencia: qué es y por qué importa para tu imagen personal

La esencia en imagen personal es esa vibra o rollo que transmiten las líneas y rasgos faciales de una persona, sus gestos y su forma de expresarse, cuando es 100% espontánea. Existen muchas combinaciones posibles entre las 7 esencias principales que se usan a día de hoy en imagen personal, porque las personas somos multidimensionales. ¿Por qué utilizar esta especie de clasificación? Poner nombre a las cosas proporciona una base para empezar a trabajar nuestra imagen, pero debemos recordar que se trata de una herramienta a nuestro servicio y no un sistema que nos deba limitar. Por tanto, las esencias deben entenderse no como cajas sino partes de un espectro cuyos extremos llamamos Yin y Yang.

Yin es suave, pequeño, delicado, curvilíneo, cálido, redondeado… y sin ser solo propio de mujeres tiene que ver con cualidades que en la cultura occidental habrás escuchado sobre todo asociadas a energía o belleza femenina. Mientras que Yang es intenso, alargado, grande, rectilíneo, frío, anguloso… y sin ser solo propio de hombres, tiene que ver con cualidades que en la cultura occidental se han venido asociando a energía o belleza masculina. Esto solo quiere decir que aunque cualquier persona pueda tener equis rasgo, biológicamente suele ser más común en hombres que en mujeres (p.e. una mandíbula fuerte y cuadrada) o viceversa (labios llenos y curvados).

Por cierto, no solo las personas tienen esencia: elementos de la naturaleza, espacios, conceptos, tejidos, materiales, colores, texturas, estampados… todos comunican.

Irradiamos autenticidad con nuestra imagen personal cuando utilizamos el maquillaje, el peinado, el vestuario, incluso la decoración de nuestro espacio de trabajo de forma que refleje y amplifique nuestra propia esencia. De esta forma, la primera impresión que otros se llevan de nosotros, antes incluso de que digamos o hagamos nada, es coherente con la que causamos al expresarnos con naturalidad.

La esencia en imagen personal: qué NO es

Esencia no es personalidad ni tampoco es estilo.

Tu esencia es lo que transmiten tu rostro y tus gestos y forma de expresión más espontáneos, instintivos e inconscientes a los demás. Para hacerte una idea, piensa si alguna vez te han dicho que pareces muy cuqui… o sensual… de gesto elegante… o travieso… o imponente… o confiable y cercano… o te han dicho que pareces un ángel o un poco alien… Todo esto sin hacer tú nada antes, simplemente mirando tu rostro. Y esto nada tiene que ver con cómo seas por dentro. Puedes tener una cara intimidante y sin embargo ser el payaso en tu grupo o el ser más amoroso de la Tierra. La esencia es la impresión que causa tu yo exterior.

Por otro lado, tu personalidad engloba tus valores, tus gustos, opiniones y sentimientos, que en conjunto guían tus decisiones y determinan tu forma de actuar en situaciones concretas. Es decir, ya no hablamos de algo automático e incambiable. Sino de algo moldeable, que puede ir labrándose con el tiempo.

Cuando se dice que alguien «tiene estilo» o es «estiloso», nos referimos a que esa persona tiene una imagen personal poderosa y bien definida. Pero hay que diferenciarlo de lo que es el estilo como tal. Los estilos son estéticas, cada una con sus características que la diferencian: bohemia, chic, extravagante, rockera, etc. Hay colores, siluetas, estampados, accesorios, materiales… que asociamos con cada uno de estos estilos estéticos.

Elige tu estilo según tus preferencias, tu personalidad y tu esencia

El estilo lo elegimos normalmente basándonos en nuestros gustos. Pero también es importante tener en cuenta nuestra esencia al construir nuestra imagen personal, es decir, qué transmite nuestro rostro y qué impresión causa nuestra forma de expresarnos (velocidad, tono e intensidad al hablar, gesticulación del rostro y de las manos…). Para lucir effortless y «muy tú», el estilo que escojas deberá estar en consonancia con lo anterior. Si tienes rostro anguloso, tiendes a gesticular brusco, hablar rápido… mete Yang en tu estilismo. Si tienes rasgos delicados, hablas y te mueves con suavidad… un look con Yin será perfecto. ¿Y si tus rasgos no coinciden con tu forma de expresarte? Juega a sorprender:

Viste para tu rostro para crear una imagen armónica. Deja que tus demás facetas sean el perfecto elemento sorpresa.

Todos los estilos son adaptables, de forma que puedes escoger la estética que más te guste y darle el toque que «lo haga tuyo».

Las 7 esencias principales en imagen personal

En la escala del Yin y el Yang, las 7 esencias principales se distribuyen de la siguiente manera:

Las 7 esencias estilísticas en la escala del Yin y el Yang

(Las fotos que he escogido para las explicaciones a continuación son de mujeres que ejemplifican bien cada esencia pero eso no significa que no puedan tener una mezcla de varias).

Esencias YANG

Esencia Dramática:

En la escala de Yin y Yang, es la esencia más Yang. La combinación del Yang más extremo con el drama.

Individuos con esta esencia causan una impresión visual de dignidad, porte, intensidad, extravagancia.

Se pueden asociar a los temas de entorno salvaje, peligro, exotismo, fuerza.

Esta esencia trae a la mente imágenes de animales felinos de la selva, como leopardos, tigres o guepardos.

A diferencia de la esencia natural, más relajada y tranquila, o de la gamine, traviesa y juguetona, la esencia dramática transmite un aire más intenso y exagerado.

La diferencia con la esencia etérea (Yin extremo), de rasgos extravagantes pero suaves y delicados, y mirada penetrante pero serena y sabia, es que la dramática va unida a rasgos más afilados, fuertes, y a una mirada que es más bien intensa y peligrosa.

Sus ojos dicen «cuidado conmigo» y aunque por dentro puedan ser un amor, o unas risas, de primeras pueden parecernos excepcionalmente intimidantes.

Esencia Gamine:

Es el Yang travieso y juguetón.

Individuos con esta esencia causan una impresión visual de masculinidad juvenil y rebeldía.

Estas personas y su forma de vestir se pueden asociar a los temas de creatividad, rebeldía y juego.

Esta esencia trae a la mente imágenes de juguetes y crías de animales salvajes.

A diferencia de la esencia dramática, que es intensa y exagerada, y de la esencia natural, relajada y casual, la esencia gamine transmite un aire más travieso y rebelde.

La esencia gamine es propia de personas que conservan un rostro juvenil a cualquier edad, un collage de rasgos Yang con Yin y un gesto pícaro y divertido, efervescente. A diferencia de la esencia Inocente (Yin), esta recuerda más a un niño travieso que a una niña inocente.

Esencia Natural:

Es el Yang activo, deportivo y casual.

Individuos con esta esencia causan una impresión visual de fortaleza relajada.

Estas personas y su forma de vestir se pueden asociar a los temas de aventura y libertad.

La esencia trae a la mente imágenes de paisajes intactos, tierras por explorar.

A diferencia de la esencia dramática, que es intensa y exagerada, y de la esencia gamine, traviesa y rebelde, la esencia natural transmite un aire más relajado y casual.

esencia natural yang imagen personal
El rostro de las personas con esencia natural transmite cercanía, amabilidad.

Equilibrio de YIN y YANG

Esencia Clásica:

En la escala de Yin y Yang, es la fusión de ambos, el equilibrio entre «masculinidad» y «feminidad», formal y tradicional.

Individuos con esta esencia causan una impresión visual de elegancia y formalidad atemporales.

Estas personas y su forma de vestir se pueden asociar a los temas de clase, conservadurismo y atemporalidad.

Esta esencia trae a la mente imágenes de esculturas clásicas, lujosas casas de campo e hípica.

A diferencia de la esencia gamine, que es andrógina por su mezcla de rasgos «masculinos» y «femeninos» (como un collage o una macedonia), la esencia clásica es neutra: una fusión de dichas características (como en una batidora), podría decirse que ni especialmente Yang ni demasiado Yin.

Suelen ser rostros bastante simétricos en general, transmiten elegancia y se ven más favorecidos cuanto menos aderezos llevan.

Esencias YIN

Esencia Sensual:

Es la combinación de Yin con una sensualidad madura. Es el Yin sensual y profundo.

Individuos con esta esencia estilística causan una impresión visual de sensualidad, feminidad madura y glamour.

Asociable a los temas de lujo y placer.

Esta esencia trae a la mente imágenes de joyas, cenas a la luz de las velas y rosas rojas.

A diferencia de la esencia inocente, que es encantadora, ingenua y bonita, o de la etérea, sabia y misteriosa, la esencia sensual tiene un aire magnético y de mujer hecha y derecha.

En este tipo de rostros destacan por lo general un aire de madurez sexy, generalmente labios llenos y ojos entornados que quedan totalmente naturales, a diferencia de lo que pasaría si esa expresión la pusiera un rostro de rasgos más inocentes.

Esencia Inocente:

Es la combinación de Yin con inocencia infantil y delicadeza. Es el Yin decorativo y en pequeña escala.

Individuos con esta esencia causan una impresión visual de feminidad juvenil e ingenuidad.

Asociable a los temas de inocencia e idealismo infantil.

Esta esencia trae a la mente imágenes de bebés de animales y flores delicadas.

A diferencia de la esencia sensual, o de la etérea, la inocente tiene un aire de suavidad, ingenuidad y lindura.

La diferencia con la esencia gamine es que, aunque ambas tienen un aire juvenil, la inocente es Yin, como niña inocente, mientras que la gamine es Yang, como de niño travieso.

Rostros juveniles, dulces, que dan la impresión de ingenuidad (por mucho que por dentro puedan ser otra cosa totalmente distinta y aprovechar a sorprendernos con sus contrastes). Pueden tener ojos grandes y redondos, rostro redondo o cuadrado, sonrisa genuina…

Esencia Etérea:

En la escala de Yin y Yang, es la esencia más Yin. La combinación del Yin más extremo con el misticismo.

Individuos con esta esencia causan una impresión visual de suavidad, serenidad, sabiduría más allá de la edad, misterio, pertenencia a otro mundo y ensueño.

Asociable a los temas de fantasía y cosmos.

Esta esencia trae a la mente imágenes de ángeles, criaturas mitológicas como hadas y sirenas, y las galaxias.

A diferencia de la esencia sensual (Yin sexy) o de la inocente (Yin juvenil), la esencia etérea tiene un aire de sabiduría, serenidad y misterio.

Rostros alargados pero de líneas suaves, mirada profunda, serena y distante, pueden recordar a criaturas mitológicas, seres místicos, de fantasía, celestiales, extraterrestres… Belleza interesante, impactante, extraña, pero no amenazante como la dramática.

¿Te interesa saber más sobre imagen personal y las esencias?

Una imagen personal bien definida debería ser «muy tú», auténtica. Y, entre otras cosas, esto supone que exista una coherencia entre lo que te pones (maquillaje, ropa, accesorios, peinados) y lo que eres, por dentro (personalidad) y por fuera (líneas, armonía de color… y esencia).

Cuéntame en los comentarios qué te ha parecido este mega post sobre la esencia en imagen personal y si quieres que te ayude a dar con tu esencia (normalmente tendrás una mezcla en la que predominen una o varias esencias), quizás te interese mi servicio de análisis de esencia online.

¡Nos leemos! 😘

Deja un comentario