TENDENCIAS: CEJAS PROTAGONISTAS

          Quienes me conocéis sabéis que siempre recalco el tema de las cejas. ¡Es que es realmente importante! Independientemente de que ahora esté de moda llevar las cejas bien definidas, incluso un poco despeinadas para llamar la atención, siempre rellenas, existe un motivo por el que repito este tema, especialmente a quienes tiráis poco de maquillaje, solo lo esencial. A vosotras que vais a maquillaros lo justito para veros bien, con buena cara, descansadas y evitando echaros años encima, os quiero enfatizar lo importantes que son las cejas en ese sentido.

 

          Pensad en cómo llevan las cejas las niñas. Aún no se han empezado a depilar. Y vale, alguna habrá con las cejas más finitas o más suaves que las de la mayoría, pero en gran parte unas cejas verdaderamente juveniles están completas, pobladas (signo también de buena salud) y son de un largo que suele encajar con el estándar que se busca cuando se rediseñan unas cejas: el extremo interior está en la misma línea vertical imaginaria que el lagrimal y la aleta de la nariz. De la misma manera, el otro extremo coincide con la línea invisible que dibujamos desde la aleta de la nariz hasta el extremo exterior del ojo. Podemos hacer la prueba con el mango de un pincel fino o con un peine, por poner ejemplos de cosas que tenemos por el baño, donde muchas os maquilláis.

 

          Cuando estamos eligiendo las pocas cosas que vamos a llevarnos de viaje en el neceser o las que queremos usar por la mañana con poco tiempo para prepararnos antes de ir al trabajo, un producto para las cejas con el que rellenar los huequitos entre pelitos y, si queremos, fijarlas en su sitio, ¡es clave!

 

          Es que no os imagináis lo mucho que nos cambia (para bien) cuando hacemos esto: le añadimos expresividad al rostro, se trata de definir y delimitar algo que utilizamos constantemente —al menos si como yo sois equipo arrugas de expresión en la frente a tope— para comunicarnos, porque el 80% de lo que contamos lo hacemos con lenguaje no verbal y yo ahí meto el tema cejas sí o sí. Por cierto, ¿visteis alguna vez en El Hormiguero — creo que es de hace tiempo— un juego que consistía en adivinar de qué persona eran los ojos que enseñaban, pero a quien le habían eliminado las cejas con Photoshop? ¡Es supercomplicado acertar! En muchos casos no nos damos cuenta pero son un rasgo super característico y diferenciador de cada persona.

 

          Así que ya sabéis, este verano se llevan las cejas definidas pero con aspecto natural, no tan gráficas o “de mentira”. Si queréis que en otro post os sugiera productos para las cejas que me gustan, decídmelo en los comentarios. ¡Un beso!

Deja un comentario